Uso inadecuado de los Guantes Desechables. ¡No aGUANTÉ más!

1145

¡No aGUANTÉ más! Tengo que ser sincero, siento angustia cuando observo el uso indiscriminado e inadecuado de los guantes en todos los ámbitos,  sectores productivos, en las redes sociales, supermercados y en el transporte público. No se si es por desinformación, paranoia, “terquedad” o la falta de claridad de la Organización Mundial de la Salud, pero los ciudadanos están usando guantes desatendiendo protocolos de bioseguridad. Todos hemos sido testigos, las personas enguantadas usan los celulares después de manipular productos, revisan su cartera, se tocan la cara, los políticos acuden a ruedas de prensa con guantes puestos, los domiciliarios entregan los pedidos con guantes de bicicleta, etc. Por eso, ¡No aGUANTÉ más!, creo que debemos darle claridad a este asunto. Iniciemos por la definición del diccionario.

¿Qué es un guante?

1.Prenda que cubre, abriga o protege la mano adaptándose a cada uno de los dedos de materiales diversos, según el uso a que se destina. 2. Cubierta para proteger la mano, como la que usan los cirujanos (ésta me gusta) y los boxeadores.

Breve historia

En el siglo IV, para los caballeros éste fue un artículo de lujo, símbolo de elegancia y distintivo de casta. Durante la Edad Media, la armadura de los hidalgos incluía manoplas de acero. En algunos textos del siglo XII, el guante desempeñó un papel importante, ya que entregar un guante a un hombre era lo mismo que confiarle una misión.

En los siglos XII y XIII, Italia, Francia y España rivalizaron en  esta industria. Se fabricaron guantes perfumados con aceite de jazmín, ámbar, aceite de cedro, azahar y rosa que estuvieron de moda durante mucho tiempo.

El guante moderno surgió en 1834, el estudiante de Medicina francés Javier Jouvin inventó el modo de hacerlos a medida tras crear un sistema de tallaje mediante un estudio de miles de manos en el hospital de Grenoble, dando lugar a trescientas veinte tallas con sus patrones, el cual patentó. Desde ese entonces la expansión de dicho artículo se implementó en muchos sectores: monarquía, moda, caza, deportes, industria, etc.

Características

De acuerdo a definiciones de Seguridad Biológica, existen muchos tipos de guantes desechables (de un solo uso): polietileno, vinilo, látex y nitrilo, sólo por mencionar los principales:

  • Guantes de polietileno: Estos se fabrican a partir de polímeros sintéticos. Idóneos para situaciones en las que sea necesario cambiarlos a menudo. Ofrecen una protección de barrera y una resistencia química pobre, pero son una solución económica para áreas de manejo de alimentos. Son esos guantes “flojitos” transparentes, con menor adaptabilidad que proporcionan protección higiénica.
  • Guantes de vinilo: Producidos con resinas de PVC sintético. Diseñados para tareas cortas y resisten una variedad de contaminantes  e irritantes. No se recomiendan para manejo de microorganismos patógenos. Son buena opción en la industria alimentaria.
  • Guantes de látex: Se fabrican con látex de caucho natural, uno de los materiales más elásticos y adaptables que existen. Proporcionan durabilidad, flexibilidad y ajuste natural como si fueran una segunda piel. Sin embargo, al tratarse de un material natural, algunas personas pueden sufrir reacciones alérgicas. De uso común en clínicas y hospitales por ser una muy buena barrera de protección a gérmenes. Son los de color blanco-transparente.
  • Guantes de nitrilo: Hechos de polímeros sintéticos al 100%, ofrecen una fortaleza, adaptabilidad y protección similares a las del látex, siendo más resistentes a las perforaciones que el látex o el vinilo. Los de nitrilo ofrecen una resistencia química sorprendente y se consideran los sustitutos del látex de mejor calidad. Son de color azul o fucsia generalmente.

guante

Utilidad de los guantes en época de Pandemia

Sucede como con el tapabocas convencional. Si no los utilizamos correctamente, pueden crear una falsa sensación de seguridad. Las recomendaciones publicadas hace ya varias semanas indican claramente que no es necesario salir a la calle con guantes porque la limpieza frecuente de manos es más eficaz que su uso. De hecho, la OMS menciona  que el uso incorrecto de los guantes puede generar una sensación de falsa protección y poner en riesgo de infección a quien los lleva. Es mejor llevar consigo en el bolsillo o cartera siempre una botellita de gel antibacterial. 

El coronavirus, por suerte, no es capaz de atravesar la piel, así que usar guantes desechables no parece ser clave para prevenir el virus. Antes de salir a la calle con guantes de látex o nitrilo, como si fuéramos a practicar una cirugía en lugar de comprar huevos o leche, debemos atender criterios imprescindibles que todos deberíamos conocer sobre el uso de guantes durante la pandemia.

¿Debemos utilizar guantes cuando salimos de la casa para protegernos del virus? 

NO, cuando salimos a la calle, la limpieza adecuada y frecuente de manos es más eficaz que el uso de guantes. Siguiendo Guías Sanitarias españolas, no es adecuado usarlos antes  de salir a la calle porque:

  • Utilizar guantes por mucho tiempo hace que se ensucien y pueden contaminarse.
  • Te puedes infectar si te tocas la cara con unos guantes que estén contaminados y tú no lo sabes.
  • Quitarse los guantes sin contaminarse las manos no es sencillo, requiere de una técnica especifica. Se recomienda el lavado de manos antes y después de su uso.
  • Un uso incorrecto puede generar una sensación falsa de protección y poner en mayor riesgo de infección a quien los lleva, contribuyendo así a la transmisión del virus.
¿Por qué no usarlos?

Como lo mencionamos anteriormente y de acuerdo a autoridades sanitarias, utilizar guantes por mucho tiempo hace que se ensucien y puedan contaminarse. Ni más ni menos que lo que ocurre con nuestras propias manos, así que en este sentido no suponen una ventaja. En segundo lugar, si con esos guantes «sucios» nos tocamos la cara podemos infectarnos. Y en tercer lugar, se necesita cierta formación para saber quitarnos los guantes sin contaminarnos las manos. Si nos quitamos los guantes de la manera habitual: tirando por la punta de los dedos o incluso mordiendo con los dientes, pues perdimos el año.

Como plantea Eva San Martin, escritora del Diario de España, muchos domiciliarios o conductores de mercancía llevan los guantes durante el reparto, y con ellos puestos distribuyen los paquetes, pero también cogen dinero. Si en lugar de llevar guantes, el repartidor se limpiase las manos después de cada entrega, estaríamos erradicando mucho mejor la transmisión del virus.

En el supermercado tocamos varios paquetes de cereales antes de escoger el que queremos y después hacemos lo mismo con las  galletas, pan tajado y los paquetes de papel higiénico. La cuestión es que, si alguno de estos paquetes o envases estuviera contaminado por coronavirus, al tocarlo quedarán restos de este patógeno en los guantes.

Por este motivo, asegura la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, “están convirtiendo un supuesto elemento de protección en un componente infeccioso de mayor gravedad para los demás de lo que pudieran ser sus propias manos”. El guante actúa como vector de expansión del virus y a la vez da una falsa sensación de seguridad al repartidor, quién evita de este modo tener que lavarse las manos con frecuencia como sí lo haría si las llevara descubiertas. Las manos limpias son la mejor barrera contra el virus.

En una publicación del DW en español, médicos como el alemán Marc Hanefeld y el Neumólogo  Jens Mathews , coinciden en que un mal uso de guantes desechables puede convertirse en un desastre higiénico. Las razones obedecen a varios factores como que la piel empieza a sudar debajo de los guantes rápidamente y genera el clima propicio para todo tipo de bacterias y virus y, si a eso se le suma el no lavarse las manos después de usarlos, esto se traduce en altas posibilidades de contagio. Así mismo, aseguran que los guantes acumulan más bacterias y, en este caso, más virus en la superficie que unas manos recién lavadas. 

Si insistes en seguir usando los guantes, no olvides desecharlos junto a los tapabocas en una bolsa cerrada y no mezclarla con los productos que serán reciclados.

¿En qué contextos debemos usar guantes? 

Siguiendo los lineamientos de autoridades sanitarias europeas y de la española Boticaria García, columnista de El Mundo, es conveniente usar guantes desechables cuando así lo indican en los establecimientos y siempre que vayamos a escoger fruta y verdura no envasada. ¡Importante! Si hemos salido de casa con guantes, cuando llegamos al puesto de la fruta esos guantes ya han tocado los pomos de las puertas, los botones del ascensor, el volante, el carro del supermercado, etc. Esos guantes son «nuestras manos» y no podemos tocar la fruta y la verdura directamente con ellos. En algunos establecimientos de Europa, a los ciudadanos les facilitan los guantes cuando van a escoger las frutas y verduras e inmediatamente se desechan en un cesto. No sobraría para nada implementar esta medida en nuestro país.

¿Cómo remover los guantes sin riesgo?

Atendiendo instrucciones sobre uso de guantes, nosotros debemos:

  • Con los dedos de una mano hacer pinza sobre la palma de la otra y halar del guante para desnudarla, sin tocar la piel.
  • Retener el otro guante con los mismos dedos de la otra mano que hemos usado para retirarlo.
  • Con el dedo corazón de la mano desnuda, hacer un gancho por la parte interior del otro guante. Halar de él hacia arriba tocando sólo la parte interna y sacarlo envolviendo el otro guante. ( no es fácil, cierto? Te puedes contaminar).

! Para concluir ¡

  • El mal uso de los guantes puede extender la pandemia. No debemos portarlos en las calles, supermercados, centros comerciales, parques, etc.
  • Un uso incorrecto puede generar una sensación falsa de protección y poner en mayor riesgo de infección a quien los lleva, contribuyendo así a la transmisión.
  • En el ámbito laboral se deberán seguir las normativas del Ministerio de Salud y de Trabajo.
  • El uso de guantes de látex y/o de nitrilo debe ser de uso exclusivo del personal de salud, pero no para el uso cotidiano de las personas.
  • En dependencias estatales y empresas están revisando la posibilidad de obligar a sus empleados a utilizar guantes de látex para determinadas tareas. Si bien en algunas zonas laborales de riesgo esto es sumamente recomendable, no es necesario para cualquier tipo de tareas.
  • En caso de que una empresa tome la decisión de usar guantes desechables, los ideales son los de nitrilo (azules/morados) ya que estos son más resistentes y se pueden higienizar varias veces (alcohol glicerinado o jabón) y desecharlos en una sola jornada de trabajo.

Si del uso de los guantes nos dio para armar una columna, ni hablemos de los trajes de bioseguridad. Se ven por las calles teletubbies, stormtroopers de Star Wars, pitufos, entre muchos otros personajes. Usar por usar implementos de bioseguridad es contraproducente. Conocer el ¿cómo? ¿cuándo? ¿dónde? y ¿por qué? de ellos es lo que nos puede asegurar una defensa activa contra los virus. Si no atendemos las indicaciones de las autoridades con respecto a estos elementos, podríamos terminar convertidos en un meme o incluso en un dato más de los infectados por Coronavirus.

Diego Mauricio Cardoso

Md Pediatra.

@dr.diegocardoso